Asanas Yoga: La Paloma

En esta ocasión nos encontramos ante una de las posturas o asanas de yoga considerada como avanzada.

La postura de la paloma, cuyo origen se encuentra en el sánscrito “eka pada rajakapotasana”, aporta enormes beneficios físicos a tu organismo ya que tonifica y fortalece los músuclo situados en la parte inferior de la espalda y glúteos, así como los gemelos e isquiotibiales. Además, favorece la flexibilidad de piernas, rodillas, cadera y pectorales.

Para realizar la asana de la paloma arrodíllate colocando una pierna doblada hacia delante y la otra hacia atrás. Coloca las manos en el suelo, a ambos lados del cuerpo, empujando contra él para reducir la presión que se ejerce sobre la cadera, hasta que la ingle se vaya situando en el suelo. Para ello aleja el talón de la pierna que has doblado tanto cuanto sea necesario a la vez que levantas la rodilla y contraes el glúteo de la pierna que mantienes estirada.
Ahora conduce el coxis hacia el pubis contrayendo el abdomen y estira los brazos con las palmas de las manos juntas por encima de la cabeza.

Categoría: YOGA

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>